10/09/2009

Persisten las barreras para la inclusión_Discapacidad (UNIDIS)



Nuevo edificio de la CDHDF; la accesibilidad se vive

Libertad Hernández www.dis-capacidad.com
Fachada de La Casa de los Derechos Humanos -CDHDF
La nueva sede de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal es el primer edificio público en México que es totalmente accesible.
Fue formalmente inaugurado el 22 de septiembre pasado por el presidente de ese organismo, el maestro Emilio Alvarez Icaza, el mismo día en que presentó su informe de labores de los ocho años que estuvo en el cargo y que dejará este 30 de septiembre.

Quizás por esta coincidencia en los medios no se destacó la importancia de este inmueble construido en 1963 con base en el proyecto del ahora prestigiado arquitecto Jorge Legorreta para los laboratorios farmacéuticos Glaxo SmithKline. De hecho fue su ópera prima y está catalogado por el INBA como un inmueble con valor artístico. 46 años después, fue el mismo Legorreta quien tuvo a su cargo el proyecto de remodelación. Pero este predio de 1.3 hectáreas es único sobre todo porque tiene 12 mil metros cuadrados remodelados con perspectiva de accesibilidad, de responsabilidad ambiental, de inclusión social, de equidad de género y de trato digno a la víctima.
Es la Casa de los Derechos Humanos para los habitantes de la ciudad de México, como prefiere llamarla Alvarez Icaza, y está ubicada a unos pasos de la estación del metro Viveros, ahora llamada Viveros/Derechos Humanos, en avenida Universidad 1449.
“Cuando desde el momento en que atraviesas un umbral te sientes acogido, incluido, respetado, te cambia la vida”, nos comentó Marité Fernández, quien trabaja en la Dirección de Investigación y Desarrollo Institucional de la Comisión y esa una persona con discapacidad motriz.
                         acceso al primer edificio
El contador Federico Fleischman, presidente de Libre Acceso, A.C, quien participó en el Grupo Asesor Multidisciplinario -integrado por expertos en distintas disciplinas de 17 entidades, entre universidades, ONG, instituciones y secretarías—, emitió el certificado de accesibilidad para este inmueble. Al hacerlo, Fleischman aseguró que era la primera vez en que no se peleaba con el propietario de la obra para convencerlo de hacer espacios sin obstáculos para las personas con discapacidad.
Por un atrevimiento de la que escribe, fue el propio Ombudsman quien nos invitó a recorrer la nueva sede para constatar las bondades de la obra, un edificio de puertas abiertas. Aunque él no la ocupó más de unas cinco semanas se siente orgulloso de decir que esta nueva sede con todas sus características es parte de su legado a la Comisión.
Una amplia reja color lila da la bienvenida, y desde ahí empieza lo singular. Esta reja de formas geométricas es creación del escultor de origen alemán Mathias Goeritz, quien dejó una importante obra en México. El nivel de la explanada interior es el mismo que el de la calle, lo que se traduce en paso franco para una persona en silla de ruedas. La construcción es de dos edificios en forma de L que enmarcan la explanada, de dos plantas cada uno, con un medio nivel en la parte superior. Si se hace el recorrido desde el corredor del primer edificio uno podrá ver el interior de las oficinas que tienen grandes ventanales por los que entra la luz de día, lo que es una metáfora de transparencia y además significa ahorro de energía. Sobre este aspecto, el Ombudsman le dijo a la revista Etcétera “Que los principios se reflejen en los edificios, lo que llamaban antes arquitectura del poder (se convierte hoy en) un edificio accesible, incluyente, transparente, una arquitectura literalmente transparente, nada de que no está el jefe, ahí lo estoy viendo”.
                            Reja, creación de Mathias Goeritz
Las puertas de acceso a los distintos espacios son amplias, de cristal y libres de cualquier obstáculo. Aquí no hay rampas, que normalmente son estructuras agregadas a una construcción inaccesible. Aquí hay un amplio corredor que va tomando una pendiente muy leve en el punto en el que se une con el segundo edificio. No es una pendiente de esas que ni siquiera un atleta paralímpico se atrevería a usar. Tampoco hay macetas, postes, escalones, nada que obstruya el libre paso. Para ir a los pisos superiores hay elevadores que tienen el botón para llamarlos colocado a la altura de un usuario de silla de ruedas.
Al interior, los elevadores tienen marcados los números en Braille y también cuentan con pasamanos en sus tres caras interiores. Para el medio nivel del que había hablado, se instaló un elevador de plataforma que le permitirá a Marité subir en la silla de ruedas y salvar unos 10 escalones para llegar a su oficina. En esa área, prácticamente ella será la única usuaria de este mecanismo, por lo que en broma dice, “podría decirse que hay un derroche de accesibilidad porque no es un área de atención al público”. Pero sin este elemento, el edificio tendría un espacio inaccesible. Son pocas las personas con discapacidad que trabajan en la institución, tal vez no llegan a la docena, pero ese no fue el criterio para hacer la remodelación.
                                 plataforma- medio piso CDHDF
Aún falta colocar elementos de accesibilidad para personas sordas (señales visuales) y personas ciegas, aunque ya hay placas en Braille en todas las salas. La disponibilidad de los baños, el aspecto más importante para una persona con discapacidad, merecen mención aparte. suele ocurrir en los proyectos arquitectónicos que se designe un baño especial, con dimensiones amplias, pero sólo uno  por edificio, o uno por piso. Aquí en la CDHDF hay un cuarto asignado como baño para PCD en cada lugar donde hay sanitarios: en el área de auditorios, en atención al público, en cada piso, en cada bloque de oficinas. Tan sólo el letrero que anuncia los baños no tiene dos, sino tres iconos: para hombres, para mujeres, y para PCD.
Iconos en los sanitarios de la CDHDF   sanitario para PCD en la CDHDF
No se me ocurrió entrar al baño de los hombres, pero después me enteré de que ahí hay cambiador de pañales, para que los papás también le entren al cuidado de los hijos, ahí está la perspectiva de género, así como en otros detalles del edificio. Ninguna área es exclusiva para hombres o para mujeres, todo es incluyente. Con decir que esta construcción es amigable hasta con los vecinos del barrio de Axotla, en Coyoacán, donde está asentado. Alvarez Icaza tuvo reuniones con los vecinos desde el inicio de la obra y ahora que está terminada puso a su disposición este espacio para sus reuniones y asambleas. También las organizaciones sociales podrán usar los auditorios para sus fines, al parecer, sin costo alguno.
La cercanía con la estación del metro Viveros/ Derechos Humanos se valora como una forma de poner a la institución al alcance de los peticionarios más comunes, gente de escasos recursos. Pero la estación en sí misma carece de toda accesibilidad. Hay que subir unos 20 escalones para salir y las banquetas de alrededor están llenas de obstáculos, entre puestos ambulantes, postes, casetas telefónicas y rampas maltrechas. Ojalá la Delegación Coyoacán haga lo propio para extender la accesibilidad a las inmediaciones del inmueble.
                            Metro Viveros/ Derechos Humanos, inaccesible
Esta nueva sede de la CDHDF, la tercera desde la creación de este organismo público, pero la primera de su propiedad, es , por voluntad de toda la gente que estuvo involucrada en la obra, testimonio del respeto a los derechos, al patrimonio histórico y a la cultura. Así lo constató el arquitecto Jorge Legorreta, quien agradeció la oportunidad de hacer el proyecto para la remodelación de su proyecto original. Acostumbrado a que las obras se demuelan con la llegada de la modernidad, le dijo, “Es la primera vez que me dicen: queremos respetar su obra”.
¿Es más caro construir espacios accesibles? Seguramente  lo es, pero si se ve la obra como un servicio y no como un gasto, la relación costo-beneficio resulta a favor de la accesibilidad. Además, en este caso, la CDHDF cuidó que todo el proceso -desde la compra del edificio en junio de 2007 hasta su inauguración-- fuera transparente. La presidencia hizo ahorro de recursos desde el año 2003 estableciendo un Fondo de Reserva Patrimonial pensado para la compra del inmueble. Con este ahorro se creó un fondo de  265 millones de pesos para la adquisición, remodelación, limpieza y equipamiento del inmueble.
El edificio, seleccionado de entre varios que fueron evaluados, se compró en 83 millones 865 mil 320 pesos, el costo de la remodelación y adecuación de los espacios ascendió a 144 millones de pesos, que aunados a los gastos de escrituración, equipamiento y otros, sumaron 256 millones 66 mil pesos, según las cifras que dio a conocer la Comisión de manera preliminar, pues aún no se acaban los trabajos.  Hay que anotar que durante todo el proceso de selección, compra y remodelación de la nueva sede, la Comisión hizo pública la información relacionada en un ejercicio de transparencia que le ha valido tener el primer lugar en este rubro en las instituciones públicas de la capital.
En el documento “Patrimonio de la ciudadanía, derecho de la democracia”, elaborado por la CDHDF, se explica que hasta ahora se han pagado 144 millones de pesos en rentas de inmuebles que albergaban distintas áreas de este organismo, por lo que con un edificio propio, ese monto dejará de ser un gasto para el erario. A fin de cuentas, la moraleja de este proceso parece ser: contar con recursos limitados no es pretexto; con el uso eficiente de los mismos es posible construir espacios públicos accesibles.
En diciembre de 2007,  cuando ya se había hecho la adquisición del edificio y se acababa de establecer el Grupo Multidisciplinario que asesoró al Comité de Control de Obra, el maestro Emilio Alvarez Icaza advirtió: “Si logramos que este edificio funcione así (accesible para todos), entonces podremos hacer un laboratorio para pedirle al gobierno de la Ciudad, al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal o a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal que vayan haciendo un modelo de oficinas públicas, con perspectiva”.
Y la CDHDF lo logró, así que el ejemplo está dado, la apuesta está sobre la mesa, ¿quién o quiénes en la Tribunal o en la Asamblea dirán “sigo yo”?
                         Inauguración de la nueva sede de la CDHDF. Alvarez Icaza al centro
(Dis-capacidad.com agradece a la CDHDF las facilidades para realizar este reportaje. Todas las fotografías, excepto la última son de Dis-capacidad.com. Se tomó información de la página web de la Comisión (www.cdhdf.org.mxwww.dis-capacidad.com


Por: Karent Mendoza
Primer Encuentro Iberoamericano Sobre Universidad y Discapacidad
sta semana tuvo lugar en México el Primer Encuentro Iberoamericano sobre Universidad y Discapacidad, organizado por la Secretaria de Educación Pública (SEP) y el Centro de atención a  Universitarios con Discapacidad (UNIDIS), de España.
Este encuentro tuvo lugar los días 6 y 7 de octubre en el Salón Hispanoamericano de edificio de la SEP en el Centro Histórico de la Ciudad de México. El objetivo, dijo Margarita Otivieros, miembro del comité organizador, fue crear “un espacio de debate para escuchar a las propuestas de estudiantes con discapacidad, maestros y familiares, con ello pretendemos crear políticas de inclusión”.
La inauguración estuvo a cargo del Doctor Rodolfo Tuirán Gutiérrez, Subsecretario de Educación Superior, quien señaló que para lograr una educación inclusiva para las Personas Con Discapacidad (PCD) es necesario impulsar una  nueva oferta de Educación Superior en las modalidades abierta y a distancia.
Aseguró que  en la actualidad en México 41 mil  personas con alguna discapacidad cursan estudios universitarios de los cuales el 43 por ciento presentan discapacidad visual, el 38 por ciento, discapacidad motriz y el 13 por ciento tienen problemas auditivos. Estos alumnos, dijo, “enfrentan todo tipo de barreras para integrarse adecuadamente al sistema escolarizado, las  más frecuentes son la ausencia de dispositivos y equipo especializado, carencia de materiales y herramientas que les faciliten el proceso de aprendizaje y falta de acompañamiento especializado, sin contar que aún hay instituciones públicas o particulares que no atienden a estudiantes con discapacidad”.
Como parte de las acciones para revertir esta situación y para apoyar a quienes no han logrado concluir sus estudios superiores, destacó que la SEP impulsa una nueva oferta: “se trata del programa Educación Abierta y a Distancia en el que se imparten 13 licenciaturas en 130 centros de acceso distribuidos en todo el país”.
Por otro lado, Víctor Manuel Rodríguez Muñoz, director de UNIDIS, habló de la importancia de que las universidades cuenten con los servicios de apoyo necesarios para los alumnos con discapacidad, dijo que al igual que en México, España tiene un alto número de personas con discapacidad en edad escolar.  Para atender las demandas de estos estudiantes, dijo, se cuenta con la UNIDIS un Centro especializado en atender a PCD, con sede en Madrid.
En entrevista con Dis-capacidad.com, Manuel Rodriguez nos habló de cómo funciona y cuáles han sido los retos que UNIDIS ha tenido que enfrentar para ser considerada una de las principales universidades españolas dedicada a apoyar los estudios de personas con alguna discapacidad.
“No es fácil mantener una universidad en donde a diario conviven mil 500 profesores y más de 4 mil 300 alumnos con discapacidad, sin contar a los alumnos regulares. La principal preocupación de UNIDIS es facilitar la accesibilidad y proveer de tecnología necesaria para cubrir las necesidades de nuestros alumnos, cabe destacar que para lograrlo también ha sido de suma importancia la participación de los profesores que son los mediadores entre alumnos y directivos”.
Actualmente la Universidad ha puesto en marcha un programa de empleo, con el objetivo de que sus egresados pongan en práctica sus conocimientos y al mismo tiempo sean remunerados. “Pensamos que esto también es parte de la inclusión y la autonomía de las personas con discapacidad”.
A excepción de la discapacidad intelectual, UNIDIS atiende a personas con discapacidad auditiva, visual, motriz e incluso a quienes presentan algún tipo discapacidad mental como la esquizofrenia o trastorno bipolar.
Para cubrir las necesidades de cada alumno, “es necesario primero que nos las hagan saber para nosotros gestionarlas con los profesores y conjuntar las necesidades de ambos, para luego comentarlo con nuestros centros asociados quienes nos proporcionan los recursos para adaptar o comprar materiales determinados”. Explicó Víctor Manuel Rodríguez.
Puntualizó que UNIDIS “no es un servicio docente, somos un equipo, comprometido en hacer las adaptaciones necesarias para el bienestar de los alumnos”.  Es  una universidad estatal que recibe fondos públicos y las aportaciones de los propios estudiantes, pero es Fundación MAPFRE, aseguró,  quien,  “en concreto nos apoya con adaptaciones y servicios específicos para el bienestar de los alumnos con discapacidad”.
Por último, el director de UNIDIS señaló la importancia de realizar encuentros de este tipo: “aunque la experiencia que transmitimos no es mucha, es importante mencionar que con este Primer Encuentro hemos logrado una alianza con la SEP y la OEI que permitirá que la gente nos conozca más, que podamos compartir lo que hacemos y aprender de las diferentes experiencias mexicanas”.
Y aunque los propósitos eran encomiables, al parecer no se cumplió con las expectativas creadas, pues más que escuchar y compartir experiencias, el salón se convirtió en un espacio  de  quejas y peticiones por parte de los asistentes, maestros y alumnos, que expresaron su opinión sobre todo lo que falta por hacer para lograr que las universidades sean espacios incluyentes y de oportunidades de desarrollo para las personas con discapacidad. Y al parecer, por lo menos en México, falta todo por hacer.
Hubo exposiciones donde se mencionaron las experiencias de inclusión en México que han tenido buenos resultados, como la Universidad Tecnológica de Santa Catarina, en Nuevo León, que está formando y egresando a jóvenes con discapacidad visual y auditiva, en un proyecto vinculado a la iniciativa privada, para completar el círculo de la inclusión con la creación de plazas de trabajo para los jóvenes.
Pero hizo falta exponer con más detalle los casos de éxito y sobre todo, explicar cómo se han logrado los resultados. Fue la pregunta recurrente entre los asistentes y se quedó con una respuesta muy básica: todo se va resolviendo sobre la marcha. www.dis-capacidad.com

The Polio Crusade

THE POLIO CRUSADE IN AMERICAN EXPERIENCE A GOOD VIDEO THE STORY OF THE POLIO CRUSADE pays tribute to a time when Americans banded together to conquer a terrible disease. The medical breakthrough saved countless lives and had a pervasive impact on American philanthropy that ... Continue reading..http://www.pbs.org/wgbh/americanexperience/polio/

Erradicación de La poliomielitis

Polio Tricisilla Adaptada